Blog navigation

Últimas entradas del blog

Descubre los tipos de botellas de vino: formatos y dimensiones

 

Las botellas de vino no solo son recipientes para almacenar y servir esta exquisita bebida, sino que también son obras de arte que reflejan la tradición, la cultura y la historia del vino. Desde las clásicas botellas de Borgoña hasta las elegantes botellas de Burdeos, cada tipo de botella tiene su propio encanto y características distintivas. En esta guía, exploraremos las diferentes variedades de formas y dimensiones en las botellas de vino para que puedas apreciar aún más este fascinante mundo.



Variedades de formas en las botellas de vino

Las botellas de vino vienen en una variedad de formas y estilos, cada una diseñada para adaptarse a diferentes tipos de vino y regiones vinícolas. Algunas de las formas más comunes incluyen:

Botellas Bordelesa: Cilíndricas, con hombros más rectos y una silueta más alargada, las botellas de Burdeos son las más utilizadas en todo el mundo. Tiene ángulos muy marcados en la del hombro de la botella y un cuello más corto que otras variantes. Su origen se encuentra en la región de Burdeos en Francia y se suelen utilizar para vinos tintos.

Botellas Borgoñesa: Son el tipo de botella más antiguo que se conoce y se caracterizan por tener sus hombros más anchos, caídos y redondeados que la bordelesa. Se utilizan principalmente para vinos blancos y se fabrican en tonos verdosos.

Botellas Rhin: Estas botellas son las más estrechas, alargadas y esbeltas, con una curva ligera en los hombros. Se utilizan principalmente para vinos blancos, rosados y aromáticos y se fabrican en colores claros, transparentes e incluso algunos más atrevidos.

Botellas de Champagne: Tiene una forma parecida a la borgoñesa, pero con paredes mucho más gruesas que el resto para poder soportar la presión de los vinos espumosos. También tiene una cavidad en su base con la misma intención, soportar la presión del vino.

Botellas jerezanas: Es la que se utiliza para los vinos generosos. Tiene un diseño de hombros marcados y un cuello que ensancha en la base. El color más habitual es el negro. 

Cada forma de botella está diseñada para preservar y proteger el vino de la mejor manera posible, y también puede influir en la presentación y la percepción del vino.



Dimensiones y tamaños en las botellas de vino

Además de las diferentes formas, las botellas de vino también se pueden clasificar por su tamaño y dimensión. La más habitual es de 75cl pero hay diferentes tamaños: 

  • 18-37 cl: Botella Benjamín
  • 50 cl: Frasca
  • 62 cl: Botella Clavelín
  • 75 cl: Botella regular
  • 150 cl: Botella Magnum
  • 300-450 cl: Botella Jeroboam
  • 600 cl: Botella Imperial
  • 600-640 cl: Matusalem
  • 900 cl: Salmanazar
  • 1.200-1.280 cl: Baltasar
  • 1.500-1.600 cl: Nabucodonosor
  • 1.800 cl: Salomón

Sea cual sea el tamaño o la forma de la botella, cada una tiene su propio encanto y atractivo único. Explorar las diferentes variedades de botellas de vino puede ser una experiencia fascinante y educativa, ¡así que no dudes en aventurarte y descubrir nuevas y emocionantes opciones! Si te apetece añadir algo nuevo a tu colección o simplemente disfrutar de una buena copa, ¿qué tal comprar vino en Vinelials? ¡Encontrarás una gran selección para elegir y disfrutar en cualquier ocasión!